La otra puerta del Tanatorio
La otra puerta del Tanatorio

Orgullosos de ser funerarios


No estás conectado. Conéctate o registrate

Anécdotas del pasado cercano 2: La Srta. X

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Anécdotas del pasado cercano 2: La Srta. X el Sáb Feb 07, 2015 7:48 pm

millhone


Admin
La Srta. X era un escándalo. Hablaba a gritos, exhibía un estilo de verdulera clásica, se rascaba los pechos delante de las familias, introduciendo con energía la mano entre la botonadura de la camisa y dedicando segundos que eran años a tan fructuosa tarea. También era capaz de aplicarse con la misma fruición a otras partes de su anatomía, de mayor inconveniencia pública.

Que la Srta. X robaba, era del dominio público. Todo el mundo lo sabía. Se comentaba poco, y menos a los directivos y responsables. Las razones del silencio eran dos. La primera, el miedo. Por supuesto, dar malas noticias, o criticar a quien contaba con el apoyo explícito de la dirección, era (y es) un riesgo. Denuncia a un favorito de Rottenmeier y te juegas el empleo.

Pero la pregunta es ¿era necesario que se comentara? Los malos modales, y malos es poco, de la señorita X eran tan evidentes que resulta del todo lamentable por parte de su inmediato superior y del superior del superior no haber intervenido. ¿Por qué no hicieron nada? ¿Eso es lo poco que les importan las familias?

Respecto a los robos, la señorita X se administraba a sí misma parte del dinero en efectivo de los clientes y luego alteraba la factura. Finalmente, fue despedida, pero no antes de que causara un grave problema a la empresa hasta ser descubierta, y con familias concretas al serlo.

Pero el análisis nos lleva más allá: generar un ambiente de trabajo en el que los empleados no puedan resolver o denunciar problemas graves por miedo supone un grado de irresponsabilidad importante. Eso, en el mejor de los casos. En el peor, lo vieron y consintieron con tal de que no se notara y no quedar en vergüenza delante del resto de la organización. Pero la vergüenza vino. Después de este caso, para quedarse. Cuesta, mucho, creerse que no vieran como X robaba. Desde luego, lo que sí vieron fue sus rascadas corporales y sus expresiones groseras ante las alucinadas familias. ¿Y les pareció normal? Lo que no es normal es que a estos responsables tampoco se les pidiera explicaciones. La organización, de la formamos parte, las está esperando.

cazadebrujs


Que bueno. ¿Esa es historia es real? Me acababa de leer el primer capitulo y ahora esto, me meo.

millhone


Admin
Todo es real, sí.

CC/NTO


A mí me viene a la mente otro caso: El pañuelo paragüas.

Puesto que la apertura a dar opiniones en esta empresa es tan escasa, uno de los temas favoritos del personal, dada la ausencia de sanciones o amonestaciones al respecto, y que representa el top trending del año es el tema “uniformes”. Un tema con poca trascendencia pero al que se le suele dar mucha importancia y algunos celebran el entretenimiento de la plantilla en temas poco importantes.
Las corrientes de opinión se disparan, se hacen corrillos, se alimentan comentarios y todos se animan a hablar. ¡Todo es posible, sres.! ¡Estamos de fiesta! Y podemos hablar continuamente sobre el tema. Escrita la carta a SSMM los RRMM, algún día darán con el que me guste.... Por fin se liberalizan tabúes y nos cebamos sin sentido. Vamos, todo un exitazo, opinamos sin problemas.
Podría decir que hemos pasado por todo tipo de tendencias, colores, formas, ect., para conseguir la uniformidad que se merece esta empresa. No merece la pena mencionar más al respecto.
Entonces, un buen día, apareció, en una de esas cajitas que se abren con ilusión como los niños que esperan  su regalo, el dichoso pañuelo. Yo lo llamo el pañuelo paragüas porque con esa función iba de perlas, oye, te protegía perfectamente de humedades externas.
No quiero extenderme mucho opinando sobre su diseño vanguardista e innovador. Podía combinarse de cualquier forma y con cualquier color de base. Si lo combinabas con una nariz de payaso, te hacía sentir como una estrella circense. ¡Cuántos problemas creó el dichoso pañuelito!. ¡Nos volvimos locas!. ¿Cómo me lo pongo?. Entonces hubo un despliegue de estilos inédito hasta el momento: El “estilo boy scout”, sencillo pero recio y que desdibujaba un poco las letras del logo corporativo hasta hacerlas imperceptibles (creo que esa era la idea). El “estilo gargantilla” en el que se obstinaban en que no se viese más que un color. El “estilo azafata”, complicadísimo de conseguir con esa tela. Etc., etc. Vamos, que en eso tampoco nos poníamos de acuerdo.
Sin comentar la tela, a parte de la función de evitar la humedad, a algunas, nos dejaba el cuello como una víctima de la matanza de Texas. Hasta el grado que, fuera del trabajo y ante la evidencia de mis lesiones, llegaron a preguntarme si utilizaban correas en el trabajo para hacernos funcionar. Si, muy gracioso…
Pero lo importante de esta historia es que, la gran defensora de la autoridad, la que a ultranza lleva el respeto a la norma a su máximo exponente, la defensora de la unificación y , como consecuencia, la centralización de la que tanto nos habla. Ella y su primo, tomaron una decisión: “Mis chicas van a llevar otro pañuelo” “¿Me entieeendeees?” (por cierto, los que seáis de su “palo”, recordadle que cambie esa expresión por “¿me explico?” o similar, resulta menos ofensiva, más respetuosa y demuestra humildad.).
-¡Si señora! ¡Con un par…!. Vamos, que se saltaron la norma de uniformidad corporativa porque no salió de su barita mágica o de ese arcón en el que guardan su divino tesoro normativo. –“Si esta norma no está consensuada por mí, me la paso por el forro.”.La Dirección General, de la que todas recibimos la orden, para el de zumosol y su prima, no cuentan, -“esos no tienen ni idea”. –“Mis chicas, no”. Y ¿Qué decidieron ella y su primo?, pues ya lo sabéis. Ese pañuelito digno de un castign para el cartel “Troupe de mille eglantine” de Toulouse Lautrec.
¿Qué sucedió ante la clara, abierta y descarada oposición a la norma general que, no había variado puesto que no había contra-orden?: NADA.
Señores, por menos se ha sancionado en esta empresa a trabajadoras que, por desesperación, se han desprendido por momentos del pañuelito, por sudores o irritación evidente. Me parece vergonzoso.
Si los principios de igualdad y equidad dejan de aplicarse por el antojo de algunos, no esperemos justicia con nosotros.

220ECO


Se me viene a la cabeza también el permiso "especial" para llevar el pelo suelto...

Pazenlatierra


Pero, ¿no era que no se podía llevar el pelo suelto?.
Esto me recuerda al tema del pañuelo que se mencionaba anteriormente. Es evidente que existen permisos especiales para algunas personas, de los cuales otros no disfrutan.

millhone


Admin
Lo que sí parece contrastado es que negarse a cumplir las normas de uniformidad es sancionable de acuerdo con las normas de la empresa. Salvo que se sea del grupo especialito, en cuyo caso se puede incumplir la norma y declarar en público a todo a quien quiera escuchar que no se va a cumplir. En este caso ¡no pasa nada! Ni siquiera una advertencia verbal.

220ECO


Recuerdo un compañero que fue despedido por quitarse la chaqueta para conducir porque le quedaba estrecha y le molestaba...

Uróboros


Lógico. Da una imagen nefasta ver a un funerario sin chaqueta. En cambio, verle en pleno agosto chorreando sudor por haber bajado con chaqueta a un fallecido desde un cuarto sin ascensor da una imagen buenísima.

220ECO


Panda de descarados... Como el famoso curso obligatorio de "imagen", donde por lo que me contaban las compañeras, una sobrina, vecina o amiga de alguien se dedicó al intentar vender productos cosméticos de una conocida marca, ese era el fin del curso... Señoras, mi mujer los vende más baratos, se lleva algo menos de comisión por venta, pero vende más por si les interesa.

11 Re: Anécdotas del pasado cercano 2: La Srta. X el Sáb Jul 11, 2015 2:08 pm

guilledelacruz


Que fuerte. En el [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] donde trabajo una vez vino un señor que se puso a desnudarse en medio de todo el mundo, pasa cada cosa q tela

http://eltanatoriom30.com

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.