La otra puerta del Tanatorio
La otra puerta del Tanatorio

Orgullosos de ser funerarios


No estás conectado. Conéctate o registrate

Anecdotas del pasado cercano 5: el desembarco.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

millhone


Admin
El desembarco de arcas, queremos decir. Era casi lo habitual; para un día concreto se esperaba la llegada de un camión grande con una provisión de féretros que debían ser recibidos en muelle. Cuando eso sucedió, se movilizó buena parte del personal y comenzaron la descarga, entre gruñidos de esfuerzo, sudores y equilibrios. Desde el principio, se vio que la mercancía no venía muy bien. La mejor calidad para las familias evidenciaba desconchones, acabados regulares, pegotes de barnices, errajes mal ajustados… A los gruñidos de los esfuerzos se sumaron pronto otros gruñidos, esta vez entre dientes y por lo bajo. Esto no viene muy bien, estos están peor que los anteriores, algunos están para tirarlos, va a dar vergüenza servir esto a las familias, ya verás los líos que tenemos con los comerciales, y otras frases de igual crítica. No importaba, allí estaba el jefecillo de área haciendo su marca en la libreta de entrada.

De pronto, cundió la alarma. ¡Que viene! ¡Que viene! Quien venía era, por supuesto, el máximo responsable de todo, el jefazo, la persona que, por cierto, trataba allí con los proveedores. La tensión creció en el ambiente y casi todo el mundo enmudeció (el miedo es lo que tiene, y quien no demuestra miedo, está en la calle). Llegó el mandamás y comenzó a inspeccionar la mercancía, con aire crítico. Primero pasó su mirada por el grupo de estibadores, luego pasó a las arcas. La mitad del camión, por lo menos, estaba aún por descargar. Miró una, luego otra, y luego otra más. La esperanza cundió entre el personal: quizá, y sólo quizá, ésta en concreto la eche para atrás, está muy mal y es evidente.

Para asombro de todos, el jefazo se limitó a decir ¡venga!, y a dar una palmadita el féretro en cuestión. Así, sin que nadie lo impidiera, entraron en la empresa decenas de cajas de tan mala calidad que ni faldones, ni masillas, ni rotuladores, ni juegos de luces iban a poder disimular dl todo su mal estado. Los ojos de los funerarios eran auténticas esferas, platos, relojes modelo Puerta del Sol, circunferencias atónitas de incredulidad. Marchose el jefe y, con un suspiro, allí quedaron, dentro de la organización cajas malas para clientes buenos, algunos de ellos, de miles de euros en compra.

Comentado entre murmullos en la comida, se divagaba sobre si habrían salido muy baratos, sobre si el jefazo habría negociado con excesiva dureza con el proveedor para bajar los precios a costa de la calidad, o si sencillamente daría a este proveedor el trato faltón con el que se lucía con sus subordinados y eso estaría influyendo en lo que se servía.

Lo que sí estaba claro era que, una vez más, las palabras “tanatorio de lujo”, “lo mejor” y “calidad del servicio” se las había llevado el viento. “Costes”, debía ser lo importante. Otros compañeros, tras bajar la cabeza, farfullaron algo relativo a la vergüenza de poner al familiar de alguien en una caja mal acabada, cobrarla como de lujo, y sobre lo incomprensible que era que aquella persona autoritaria y aparentemente firme, consintiera que la empresa aceptara vender ese lote. Anticipaban otros, con los pies en la tierra, las quejas futuras, las mil disculpas, y las caras delante de las familias mientras trataban de excusar a la empresa al ser descubiertos los defectos. Las palabras contra la organización al marcharse, las comparaciones, y los comentarios de mal gusto sobre la estafa que era este negocio nuestro. Eso, orgullosos de ser funerarios, pero unos más que otros. ¿Verdad Sr. Jefazo? ¿Está usted orgulloso de lo que hace o le embargan otras emociones?

guilledelacruz


Se de lo que hablas. En el [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] he vivido cosas parecidas y son surrealistas. Muy buena historia

Un saludo

http://eltanatoriom30.com

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.